19 oct. 2011

Frost* - Milliontown (2006)



He aquí el magnífico debut de el supergrupo británico de neo-prog, Frost*.

Milliontown es un disco que, de verdad, me sorprendió, y no puedo dejar de escucharlo. Es que su calidad musical es bastante buena, era de esperarse viniendo de una agrupación en donde sus integrantes provienen de distintas bandas de rock progresivo, tales como Arena, Kino e IQ.

Una de las características que le encontré a este disco, es que es como si fuera la banda sonora de un videojuego random (a mi me dió esa impresión), o tambien es que en algunos pasajes se sobrepone la electronica, dandole adrenalínicos efectos. También es que en Milliontown los soberanos amos de la música son los teclados, son predominantes los sonidos del synth y el piano; y la guitarra pasa a un segundo... no, un 1,5avo plano, no es la protagonista, pero su trabajo, por fugaz que sea, no es menos importante.

Bueno, el disco comienza con la instrumental de 7 minutos y medio, Hyperventilate, y vaya que introducción al disco: un apacible piano, al comienzo, para darse paso a estridentes acordes de los sintetizadores y a armoniosos momentos llenos de teclados. La guitarra tiene un importante papel en esta pista. Luego viene la canción No Me No You, estrenando la voz, cortesía de Jem Godfrey. El tema es una mezcla de rock con un ritmo que cambia para dar paso al coro, y luego vuelva a su normalidad. Despues del ligero y tranquilo break de piano a la mitad de la canción, una sintetizada ráfaga sacude los oídos. Snowman es la típica balada tranquila despues del caos. Y con típica no quiero decir aburrida y monótona. Esta canción se ha ganado su lugar en donde está. Distorsión de voz, efectos electrónicos y un sonido de teclado carácteristico que es más que facil de reconocer. The Other Me es la más pop de Milliontown. Contiene efectos pesados, buen manejo de la electrónica, parece una canción digna de los Backstreet Boys. Black Light Machine, la segunda mejor del disco (a mi parecer) está dividida en varias partes, que no están diferenciadas como tales, el rumbo de la canción cambia al menos una 3 veces. La primera inicia con una riff de guitarra bastante peculiar y especial, con un ritmo carácteristico haciendo que la canción se mantenga así como por un tercio del total. La segunda parte es casi igual que la primera pero es menos acelerada. Aqui el batería Andy Edwards toma cierto protagonismo. La voz entra en medio de un éxtasis de teclados. Y la tercera parte, es la más acelerada del disco. Está repleta de efectos electrónicos, y destacan los efectos demoledores que aparecen a su vez, como si hubieran salido de una película de acción. Y al final del disco, la homónima odisea de 26 minutos, inspirada en el libro The Apprentice. Musicalmente, es como una mezcla de todo lo vivido en los anteriores temas: momentos tranquilos, progresismo, virtuosismo, y claro, hay que estar bien dispuesto para aguantar tanta nota.

En si, Milliontown es un trabajo que consolidó a Frost* en el mundo progresivo. Es un trabajo, de verdad,  excelente, uno de los mejores.



0 Commentarium:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...